Gran Canaria isla paradisiaca

Gran Canaria,  situada en el Archipiélago Canario, bañada por el océano Atlántico y cercana al Trópico de Cáncer, goza de unas condiciones climáticas privilegiadas, ( temperaturas suaves y precipitaciones escasas e irregulares durante todo el año) , que han propiciado la diversidad de su paisaje y su riqueza natural. Destacando en su zona sur el paraíso y enclave turístico de Maspalomas, que esconde una tierra mágica con un clima espectacular.

 

Caprichos de la naturaleza han creado un enclave volcánico singular, cuyas gentes han sabido convertir un paisaje inhóspito, con temperaturas primaverales y bellas playas, en uno de los principales destinos turísticos de Europa, ¡sin perder sus raíces!

Maspalomas, lugar de visita obligada y referente turístico de Europa, cuenta con mar y montaña en un entorno de paz y tranquilidad, lo que propicia tanto la práctica de deporte, como de descanso. La variedad de su paisaje, con sus fuertes contrastes entre las playas blancas y las negras cumbres de sus montañas, hacen de Gran Canaria un destino muy popular, con un patrimonio natural inigualable , tanto vegetal como animal. Y resulta una experiencia igual de interesante que atractiva para muchos turistas, que pueden combinar las vacaciones tanto con amigos como con familia.

Además de poseer un entorno natural privilegiado y un clima excelente, Maspalomas cuenta con una importante red alojativa y de ocio. Pudiendo disfrutar de hermosas playas de arena dorada, como la playa de Maspalomas y de las modernas y agradables instalaciones de la localidad de Meloneras, o disfrutar del golf durante todo el año en el campo de golf de Salobre para acabar con unas horas de relax en el spa del Hotel situado dentro del Resort.

La proximidad a África y la incidencia de los vientos alisios húmedos del Nordeste, propician un clima cálido y suave durante prácticamente todo el año, con temperaturas que oscilan entre los 18ºC durante los meses más fríos y los 23ºC durante el verano. Debido a la proximidad de África también puede  sufrir un viento seco y cálido, denominado Siroco, que se adentra por las zonas del sur y el este, y puede formar el fenómeno denominado Calima, que consiste en una neblina de finísimas partículas procedentes del desierto y que deposita toneladas de polvo en suspensión sobre las islas Canarias.

El municipio de San Bartolomé de Tirajana posee una extensa línea costera que se extiende a lo largo de 32 km, con amplias playas de arena dorada, y negras en menor medida ( de arena volcánica), donde poder disfrutar de la gran diversidad de vida marina que nos ofrecen, porque las aguas cristalinas que bañan la costa mantienen cálidas temperaturas oceánicas a lo largo del año, oscilando entre 18º y 25º C, así lo propician.

Las playas más conocidas son El Inglés, Maspalomas y San Agustín que poseen banderas azules desde finales de la década de los 80. ( La Bandera Azul es un galardón a la calidad ambiental desarrollado por la Fundación para la Educación Ambiental de Europa, con patrocinio de la Comisión Europea, se concede a aquellas comunidades que realizan un esfuerzo especial para mantener unas playas o puertos deportivos limpios, seguros y gestionados con respeto al medio ambiente local ). Aunque, también existen infinidad de calas y pequeños rincones de los que poder disfrutar con iguales garantías ambientales.

Todas las disciplinas náuticas se pueden practicar en Maspalomas , desde windsurf, surf, vela, natación, pesca de altura o submarina, hasta el ejercicio del buceo o la apnea. Ya que cuentan con condiciones naturales idóneas y los medios necesarios para su ejercicio durante prácticamente todo el año.

Si bien es cierto , que debido a la regularidad y la intensidad de sus vientos, Maspalomas, es el lugar ideal para los amantes de la tabla y la vela. La transparencia de los fondos marinos y la cálida y agradable temperatura del agua, invitan a ello, con el aliciente extra de poder disfrutar de una amplia variedad de especies marinas que hacen las delicias de los amantes del buceo y la fotografía submarina, ¡garantizando una inmersión increíble!, porque goza de un punto de anclaje para las colonias de cetáceos, delfines, calderones, ballenas piloto y cachalotes son las especies mas avistadas en la zona.

También podemos disfrutar de un paraje único y natural en el mundo, la reserva natural especial de las Dunas de Maspalomas, que convierten a Maspalomas en un lugar mágico y con un  encanto extra de aproximadamente 404 Hectáreas, que cuenta con un gran campo de Dunas, una Charca y un Palmeral.

En 1987 es declarado Espacio Natural Protegido de Interés Nacional, y desde entonces se realizan acciones de cara a la conservación y restauración de sus ecosistemas, siendo en 1994 clasificado como Reserva Natural Especial.